Consejos para elegir un power bank correctamente

Mientras el diseño de los móviles es cada vez más sofisticado, la duración de sus baterías sigue estancada como en los primeros años.

Para mitigar esta realidad, los fabricantes han puesto en marcha, alternativas para prolongar la vida de la baterías, ya sea a nivel de sistema operativo, por ejemplo, el sistema Doze de ahorro de batería de Android o a nivel de hardware, como el uso del procesador Snapdragon 821 de Qualcomm para acortar los tiempos de carga mediante su sistema Quick Charge.

Sin embargo, la mejora obtenida con las optimizaciones mencionadas, es insuficiente. Culpa también nuestra, por el uso abusivo que hacemos de nuestros teléfonos inteligentes.

Por este motivo, muchos de nosotros, se nos hace necesario apoyarnos de un powerbank, para alargar la vida de nuestros dispositivos.

 

En este artículo, vamos a conocer algunas consideraciones que debemos tener en cuenta a la hora de comprar un power bank de la mano de la web especializada TOP Batería Externa.

Conozca primero la capacidad de la batería de su teléfono

“¿De cuanta capacidad (mAh) es el power bank que necesito?” Es probablemente la pregunta más prudente que debe hacerse, antes de adquirir un accesorio de este tipo. Para responder a esto adecuadamente, primero debe conocer la capacidad de la batería de su smartphone.

 

 

Tomemos por ejemplo el iPhone 6S, posee una batería de 1.715mAh. En una carga ideal, un powerbank de 1.715mAh sería capaz de recargar completamente el 6S, pero el proceso de carga no es ideal, debido a que se pierde parte de la energía durante la carga del dispositivo.

Así que una regla general para adquirir un power bank es que tenga al menos un 25% más de capacidad que la batería de tu dispositivo. En el caso del iPhone 6S, se requiere un powerbank de al menos 2.200mAh, para asegurarnos una recarga completa.

 

Ten en cuenta su uso al decidir la capacidad y número de puertos

Para hacer un seguimiento del primer punto, no estoy diciendo que un pequeño power bank sea inútil. Realmente depende de su objetivo.

Por ejemplo, si siempre termina el día con el 15% restante en su iPhone 6S y digamos que solo le gustaría algo más de vida en su batería, como previsión ante cualquier imprevisto, la funda Smart Battery Case de Apple puede ser todo lo que necesita. Incluso si no puede cargar el 6S del 0% al 100%, terminará el día cómodamente con, aproximadamente el 50% restante.

 

 

 

Por supuesto, comprar un power bank de alta capacidad tiene sus ventajas:

Por un lado, le permite cargar varias veces cualquier dispositivo a diferencia de una funda con batería.

Si siempre se olvida de cargar su dispositivo durante la noche o si pasa mucho tiempo en la carretera, donde una toma de corriente es difícil de encontrar, entonces tiene sentido para ti obtener un power bank de gran capacidad.

Además, los power bank tienden a venir con más de un puerto de salida, de modo que puedes cargar más de un dispositivo al mismo tiempo.

Ten en cuenta las siguientes especificaciones de carga

La mayoría de las personas compran un powerbank basados ​​únicamente en la capacidad. Sin embargo, esto es solo una parte de la historia, los otros factores a tomar en cuenta, los mencionamos a continuación:

Potencia de salida del power bank

La mayoría de los power bank orientados a teléfonos inteligentes suministran una corriente de 5V/1A, lo cual está bien si su dispositivo sólo acepta hasta 1A.

Pero otros dispositivos, como los iPad o tablets al ser sus baterías de mayor capacidad necesitan un power bank que tenga una salida mayor como 5V/2,4A.

Potencia de entrada del powerbank

Esto se refiere a la corriente que el powerbank puede aceptar cuando se está recargando. Cuanto mayor sea la entrada, más rápido se recargará. Esto es de suma importancia, si tiene un powerbank de alta capacidad. Imagine un powerbank de 20.000mAh con una entrada de 5V 0.5A, ¡Le tomará dos días completos recargar! Si estoy comprando un powerbank grande, debo asegurarme de que el puerto de entrada soporte por lo menos 5V 2A.

Considere pagar más por calidad y seguridad

Debido a que las baterías pueden explotar, algunos fabricantes de power bank le indicarán (generalmente en el embalaje) el material de las mismas, como un intento de probar que sus productos son seguros.

Tales revelaciones son definitivamente bienvenidas, pero de nuevo, la batería es sólo uno de los muchos componentes en un powerbank. El diseño de la placa del circuito, la calidad de los chips utilizados, y los protocolos de ensamblaje, también juegan un papel cuando se trata de seguridad.

 

Por último, cuando algo suena demasiado bueno para ser verdad, algunas veces puede serlo. Sí, hay power bank decentes y baratos, por ejemplo, los de Xiaomi, son excelentes por las prestaciones que brindan, en relación con un precio súper atractivo. Pero en otros power bank, características como el ratio de conversión es omitido, es decir, la capacidad final que recibe tu dispositivo.